Sexo durante el embarazo: qué hacer (y qué no)
Noticias

Sexo durante el embarazo: qué hacer (y qué no)

Sexo y embarazo. Esta cuestión suele generar preocupación en las parejas que están esperando un hijo debido a cambios hormonales, vergüenza, problemas con la imagen corporal, alteraciones naturales en el deseo sexual y miedo a que la penetración pueda dañar al bebé.

No se recomienda tener relaciones si la madre tiene algún trastorno que puede afectar negativamente al embarazo, pero si goza de buena salud, el sexo no supone ninguna amenaza para la madre ni para el bebé. De hecho, puede servir para fortalecer el vínculo en la pareja durante esta nueva fase.

Para derribar falsos mitos, la Clínica Mayo, una de las instituciones médicas de más prestigio en EE. UU., ha creado una lista con las cosas que se pueden hacer y las que no durante el embarazo. La primera pregunta que plantean es: ¿tener relaciones es seguro para una mujer embarazada? Como ya puedes imaginar, la respuesta es que sí.

A menos que haya problemas con la placenta (que no suelen darse) u otras complicaciones, en cuyo caso se aconseja consultar a un especialista, el sexo no representa un riesgo significativo para el feto. Dado que está protegido por el líquido amniótico y los músculos del útero, que son muy fuertes, no hay riesgo de aborto. Siempre y cuando la pareja se sienta a gusto, pueden seguir fantaseando y probando cosas nuevas.

Otra cosa para tener en cuenta es que no hace falta usar preservativo a menos que la pareja de la embarazada tenga una enfermedad de transmisión sexual.

Referencias bibliográficas

También te puede gustar