La salud de la mujer: la frecuencia de las relaciones sexuales podría influir en el comienzo de la menopausia

Existe un vínculo entre el sexo y la menopausia. Una vida sexual activa, con relaciones sexuales una vez a la semana o incluso una vez al mes, está ligada a un comienzo tardío de la menopausia. Esto se ha confirmado por un estudio realizado por dos investigadoras del University College de Londres y publicado en la revista Royal Society Open Science. Megan Arnot y Ruth Mace, las autoras del estudio, analizaron a casi 3000 voluntarias durante 10 años. La mayoría de las mujeres tenían alrededor de 45 años, con hijos, y estaban casadas o vivían con sus parejas. Se entrevistó a las participantes sobre sus hábitos sexuales, desde la frecuencia del sexo oral hasta las caricias y la masturbación. Las investigadoras combinaron estos datos con los relativos a la menopausia.

Observaron que la probabilidad de comenzar la menopausia a cierta edad en las mujeres que tenían relaciones sexuales una vez a la semana era un 28 % menor que en las mujeres que tenían relaciones íntimas con sus parejas menos de una vez al mes. Las que informaron tener relaciones sexuales una vez al mes mostraron una probabilidad del 19 %. Las científicas también se preguntaron si vivir con una pareja y, por lo tanto, estar expuesta a las feromonas masculinas, podría tener un efecto sobre la menopausia. Sobre esta hipótesis el estudio no mostró correlación. Según las investigadoras, los vínculos entre el sexo y la menopausia son tanto fisiológicos como evolutivos. Si una mujer no tiene relaciones sexuales, no existe la posibilidad de quedarse embarazada y el cuerpo decide transferir el uso de la energía de la ovulación a otras funciones, incluida una mayor participación en la crianza de los hijos.

Esta idea también forma parte de la “Hipótesis de la Abuela”, ésta hipótesis afirma que la menopausia tiene un propósito evolutivo de reducir el conflicto reproductivo entre madre e hija, asegurando que las mujeres con una familia bien formada, con hijos y nietos, puedan dedicarse al cuidado de los más jóvenes.

ESSPD2001