Los hombres también pueden sufrir «depresión postcoital»

Conocida en términos médicos como «disforia poscoital (DPC)», en términos más simples, es un sentimiento de inexplicable llanto, tristeza o irritabilidad que algunos hombres sienten después de una actividad sexual satisfactoria consensuada.

Hasta ahora se pensaba que este fenómeno afectaba predominantemente a las mujeres pero esta no es la realidad. Un equipo de científicos de la Universidad de Tecnología de Queensland acaba de publicar un estudio en la revista Journal of Sex & Marital Therapy que revela que los hombres también pueden experimentar DPC.

Para investigar la prevalencia de este fenómeno entre los hombres, un tema abordado por primera vez por la comunidad científica, los autores del estudio administraron un cuestionario anónimo a 1.208 hombres de Australia, Estados Unidos, Rusia, Nueva Zelanda, Alemania y otros países, pidiéndoles que describieran sus experiencias y su satisfacción sexual. La imagen que surgió tras el análisis de los resultados, muestra que los hombres son más sensibles de lo que se podría pensar: «El 41 % de los participantes informaron haber experimentado DPC durante su vida sexual y, el 20 % dijo que la había experimentado en las últimas cuatro semanas. El 3-4 % de la muestra reportó que la sufre con regularidad». Según los autores, este estudio indica que la sexualidad masculina es mucho más compleja de lo que se pensaba y podría ayudar a los profesionales sanitarios a perfeccionar las terapias conductuales indicadas para los hombres que tienen problemas con su sexualidad.

HFTHQ19004

Lecturas recomendadas

  • Joel Maczkowiack & Robert D Schweitzer (2018) Postcoital Dysphoria: Prevalence and Correlates among Males, Journal of Sex & Marital Therapy, DOI: 10.1080/0092623X.2018.1488326
arrow top