Preguntas frecuentes

¿En qué consiste el tratamiento quirúrgico?

Cuando los tratamientos farmacológicos no tienen éxito, se puede intervenir quirúrgicamente. Las intervenciones más habituales son la prostatectomía abierta (adenomectomía) y la resección transuretral, una intervención mínimamente invasiva que consiste en la resección de la próstata a través de la uretra. Otras técnicas se están investigando, como la vaporización transuretral de la próstata, la termoterapia transuretral con microondas y la resección láser o enucleación. Algunas de estas nuevas técnicas están encontrando un hueco en la práctica de la urología.

01/12/2017