Preguntas frecuentes

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar la HPB, el urólogo debe valorar primero la historia clínica del paciente y después realizar una palpación rectal para estimular el tamaño de la próstata y comprobar si hay nódulos. También se realizan análisis de sangre y de orina, incluida una prueba para medir la concentración de antígeno prostático específico (PSA) en sangre, un análisis de orina para comprobar si hay hemorragia o infección. Otras pruebas incluyen la uroflujometría (un examen que mide el chorro de orina para determinar si la vejiga está obstruida), la citoscopia (un examen endoscópico para ver si hay problemas en la uretra y la vejiga), la ecografía prostática endorrectal (TRUS, una ecografía para obtener una imagen detallada de la forma y el tamaño de la glándula prostática) y el examen PVR o de volumen de orina residual posmiccional (para medir la cantidad de orina residual en la vejiga después de la micción).

01/12/2017